El Ministerio de Sacristán

 ¿Que (es el ministerio? ¿Cómo es que se creó?)

 

Los sacristanes proporcionan una ayuda invaluable al sacerdote, permitiendo que el sacerdote se concentre en ofrecer una misa que es ordenada y en un espíritu de oración.  Además de ayudarle al sacerdote, los sacristanes sirven a la congregación para que todos puedan participar en la misa completamente, activamente, y en oración.

 

Un sacristán es llamado a hacer un trabajo “a escondidas”, el atender a detalles que casi ni se notan pero que son esenciales.  Los sacristanes casi nunca son vistos por la congregación: no son llamados a dar proclamaciones públicas o testimonios.  En realidad, una vez que empieza la misa generalmente nunca son vistos, hasta que termina.  Ellos son líderes que prefieren permanecer en segundo plano, asegurándose de que todo esté preparado para la misa.  

 

Además de la santidad que puede encontrarse sirviendo en el fondo, los sacristanes también son llamados a vivir el modelo de santidad de Santa Teresa, haciendo tareas ordinarias con un amor extraordinario.  El amor es lo que hace del trabajo del sacristán un ministerio.  El amor es lo que transforma nuestras tareas cotidianas, ordinarias, reservadas, en el trabajo de santos.

 

¿Porque (es importante?)

 

Cualquier evento público o celebración requiere mucho trabajo entre bastidores.  Si el evento va a tener dignidad y sentido, se necesitan cuidado y preparación.  Eventos que incluyen a un número grande de personas no “suceden” nada mas así.  Eventos públicos pueden inspirar, pero solamente cuando han sido bien preparados, cuando el espacio y el ambiente del evento han sido cuidadosamente organizados, y cuando las personas involucradas en el evento tienen conocimiento de sus responsabilidades.  

 

La misa es un evento público que es el corazón de nuestra parroquia.  Todo lo que hacemos y somos nos lleva y sale de nuestras celebraciones litúrgicas.

 

Nuestra liturgia (misa) proclama lo que somos como parroquia y al mismo tiempo proporciona la base y el ímpetu para nuestro trabajo y crecimiento juntos como una comunidad de alabanza, testimonio, y servicio.  Debido a este papel especial en nuestra vida parroquial, la liturgia requiere considerable preparación entre bastidores si va a cumplir su función.  El sacristán se encarga de una gran parte de esta preparación.

 

¿Quién (puede servir y ser servido?)

 

Los sacristanes son personas que siguen una vida cristiana de servicio a los demás, han recibido los sacramentos de Bautismo, Confirmación, y Eucaristía, y son testigos alegres y agradecidos que dan gracias por las bendiciones de la vida y que llevan la presencia de Dios a los demás.  Típicamente el entrenamiento requerido para los sacristanes es dado observando a los sacristanes actuales.

¿Cuándo (se lleva a cabo este ministerio?)

 

Típicamente 30 minutos antes y después de misa.

 

¿Cómo (se lleva a cabo este ministerio?)

 

Antes de la Misa

_      Comience con oración

Oración de Preparación para Sacristanes

Colocare las vasijas, Señor, prepararé copas y platos, jarras y tazones.  Ahora están vacíos, pero pronto ellos tendrán el pan y el vino que se convertirán en Tu Cuerpo y Sangre.

Hazme un vaso, Señor, para que pueda ser un signo de Tu amor para todos los que encuentre hoy.  Abre mi corazón para hacer mi trabajo como sacristán con cuidado y amor.  Amén

_      Llegue cuando menos 30 minutos antes de que comience la misa (45 minutos antes de las misas de 5:00 y 8:30).  Quizás necesite menos tiempo para completar su trabajo, pero 30 minutos le dará tiempo para trabajar cuidadosamente e inspeccionar que todo esté bien antes de que lleguen los demás.

_      Antes de las misas de 5:00 & 8:30:

o   Abra las puertas exteriores usando la llave Allen.

o   Abra la puerta interior en la entrada para minusválidos.

o   Abra la puerta interior detrás del órgano y prenda la luz de la entrada.

o   [8:30 solamente] Abra la puerta del sótano y la puerta de la guardería.

o   Abra las puertas de la sacristía principal y la sacristía del trabajo.

o   Prenda las luces del atrio, del pasillo cerca de la sacristía y del santuario.

o   Abra las puertas del atrio hacia el santuario.

o   Prenda la luz detrás del vitral en el confesionario.

_      Apúntese con el coordinador de la misa.

_      Asegúrese con el coordinador de la misa si la misa tendrá cualquier rito que necesite preparaciones especiales (por ejemplo, esparcidor de agua bendita, incienso).

_      Compruebe el número de hostias en el ciborio—puede que necesite ajustar las cantidades necesarias para la patena.  Abra la puerta de la Capilla del Santísimo hasta que haga un clic y se mantiene abierta.  Prenda las luces.

_      En la Mesa del Ofertorio (que se encuentra para la pared cerca de la entrada de la sacristía a la iglesia), ponga

o      jarra de vino.  Vea la gráfica de referencia que se encuentra en el gabinete para la cantidad que necesita de vino (NOTA: dependiendo del número de personas que asistan a la misa puede que se requiera una mayor cantidad de vino.)

o      para las misas del sábado a las 5 pm y el domingo a las 8:30 am, en una patena (tazón) grande ponga:

_       Dos bolsas de hostias (al menos que el ciborio en el tabernáculo esté lleno)

_       Una hostia grande para el sacerdote encima de las otras hostias

_       NOTA: dependiendo del número de personas que asistan a la misa puede que se requiera una mayor cantidad de hostias.

o      Para las misas de 10:30 y 12:30 del domingo, una patena (tazón) grande con

_       Cinco bolsas de hostias (al menos que el ciborio en el tabernáculo esté lleno)

_       Una hostia grande para el sacerdote encima de las otras hostias

_       NOTA: dependiendo del número de personas que asistan a la misa puede que se requiera una mayor cantidad de hostias.

 

_      En la Mesa Credencia (cerca de las sillas de los monaguillos), ponga

o      El Misal(es) Romano.  Algunas veces el celebrante querrá revisar los Misales Romanos.  Puede que tenga que esperar a poner los Misales en la mesa credencia.

_       Para la misa de las 5pm, ponga ambos misales Romanos el de inglés y el de español—ponga el de inglés encima del de español.

 

o      Una toalla grande, jarra con agua, un tazón y la llave del tabernáculo

 

o      En una bandeja, para las misas del sábado a las 5 pm:

_       6 Cálices

_       7 purificadores

_       1 corporal grande y 1 pequeño

_       4 patenas (tazones)

 

o      En bandejas para la misa del domingo a las 8:30 am:

_       8 Cálices

_       9 purificadores

_       1 corporal grande y 1 pequeño

_       5 patenas (tazones)

 

o      En bandejas para las misas del domingo a las 10:30 y 12:30:

_       12 Cálices

_       13 purificadores

_       1 corporal grande y 1 pequeño

_       8 patenas (tazones)

 

_      Prenda las luces en la iglesia.

_      Prenda las velas del altar 20 minutos antes de que comience la misa.

_      Prenda el Sistema de sonido para los micrófonos si está apagado (2 interruptores, uno atrás de la puerta del gabinete, el otro es uno verde que se prende y apaga que se encuentra en la parte de arriba a la derecha en el sistema mismo).

_      Ponga el leccionario, el Evangeliario, y la carpeta con las peticiones y los anuncios en el mostrador de la sacristía.  Quizás los lectores quieran revisar la carpeta o el leccionario antes de que comience la misa.

_      5 minutos antes de que comience la misa, asegúrese de que usted (o un lector) hayan puesto el leccionario en el ambón del altar y la carpeta con las peticiones y los anuncios en el ambón del cantor.   

_      El evangeliario será llevado por el lector #1.

 

 

Durante la misa

_      Participe completamente en la misa escuchando, orando, cantando, etc.

 

Después de la misa

_      Ponga una pequeña cantidad de agua en el primer cáliz y muévala alrededor del cáliz, ponga la misma agua en el siguiente cáliz, y continué hasta que todos los cálices han sido purificados.  Cuando todos los cálices están purificados, vierta el agua en el lavabo (sacrarium) que está en la sacristía.

_      Lave los cálices con jabón y agua.  Para las misas de las 5 pm y 12:30, ponga los cálices en su lugar en el gabinete.  Para las otras misas, póngalos en una bandeja.  

_      Ponga cualquier purificador que se haya usado en la canasta de los trapos sucios (quizás los ministros de Eucaristía ya hayan hecho esto).  Los corporales también deben de ponerse en esta canasta.  Sacuda suavemente por favor los corporales sobre el lavabo (sacrarium).

_      Siga el mismo procedimiento (moviendo una pequeña cantidad de agua dentro de la patena) para purificar las patenas.

_      Vacíe y lave el plato hondo y la jarra que se usaron para que el sacerdote se lavara las manos.

_      Después de la misa de las 5pm del sábado y la misa de las 12:30 del domingo,

o      Asegúrese de que el tabernáculo ha sido cerrado con llave, y también de que la llave del tabernáculo ha sido puesta en su lugar apropiado en el gabinete de la sacristía.  

o      Ponga los Cálices y los platos hondos (patenas), en el gabinete apropiado en la sacristía.

o      Cierre la puerta de la sacristía con llave si el sacerdote ya regresó sus vestimentas.

o      Asegúrese de que todas las velas del altar estén apagadas.

  This Edition Printed 2/2/2017 2:56:00 PM